You are here
Home > 2019

Narrativas Lab 2019: un salto de calidad

Por Cecilia Echecopar, Camila Saraceni y Mateo Romero

La décima muestra de Narrativas Lab se desplegó ayer en el Aula Magna de la Sede Roca de UAI Rosario. Se presentaron los videojuegos, cortos interactivos, trabajos periodísticos y hasta un juego de mesa alrededor de las historias de Rosario Spina (“Los regalos”), Natalia Massei (“Liquidación final”) y Pablo Colacrai (“Puentes”). Los autores, las chicas y los chicos de Producción Audiovisual, Ingeniería en Sistemas, Periodismo y Desarrollo de Videojuegos protagonizaron otra vez, y mejor que nunca, una fiesta para mostrar trabajo transmedia, colaborativo y de calidad.

“Si todo sale bien es gracias a ellos”.En términos de calidad, este año hubo realmente un salto, destacó Aníbal Rossi en la presentación, junto con Marcelo de la Torre. Para los profes, el cuerpo de coordinadores -alumnos de años anteriores que quieren seguir potenciando la experiencia- creció en número y también en compromiso: eso, y diez años de aprender en el camino, hicieron la diferencia.

Para los profes, el cuerpo de coordinadores creció en número y también en compromiso.  

Una innovación fue un formato marcado por la animación para la presentación de los cortos interactivos, los juegos y la labor periodística. Candela entrevistó en el escenario a los integrantes de los distintos grupos, y todas y todos tuvieron momento para presentarse y hablar de su trabajo. Cada uno a su manera, como Facundo, de PRAV, que se definió como un “tipazo”. El público adora los gags y la gente con autoestima, así que aplaudió. Muchísimo aplaudió, durante toda la muestra.

Varios saltos. A viva voz y con euforia, el mismo público eligió el camino en cada corto interactivo y siguió con atención las demostraciones de los videojuegos. “Los Regalos ” presentó una historia emotiva y decidió que merecía un final feliz; en el mismo escenario, un hogar en Navidad, ISI propuso un juego de pistas.  Para “Liquidación final” hubo apuestas a los recuerdos de la niñez tanto en el corto -que además explotó el potencial de “los rusos” como personajes- como en el videojuego, lleno de guiños a los jugadores de juegos retro. “Puentes” se destacó con un corto con buenas actuaciones, que al igual que el videojuego (otro de pistas, pero con una historia lineal), tiene momentos de mucha tensión.

Este años las chicas y los chicos de Periodismo aprovecharon el formato renovado de la muestra para mostrar su trabajo. El grupo de “Los regalos” preparó un video para desplegar la labor en el blog y de la cobertura en redes, y quedó en evidencia la atención a la estética y la interacción como marca de esta edición. El equipo de “Liquidación Final” hizo lo propio y destacó la innovación que supuso en las redes el desarrollo del juego de Cartas de Poder, que permitió una muy buena interacción con las audiencias, y más trabajo sobre la propia narrativa. Los de “Puentes” destacaron  otra punta de la estrategia de redes, que fue “mostrar” a cada integrante del equipo 2019 de Narrativas Lab; y también se destacaron con su chat-bot, que permite chatear con los Rusos en dos niveles: para quienes conocen la historia y para quienes no. 

Un punto aparte merece la participación de los chicos de la Tecnicatura en videojuegos, que, desarrolló el “Juego de tragos” (un juego de mesa, en realidad) inspirado en la historia de Pablo Colacrai. Dicen que se puede jugar con la familia, pero sobre todo es muy divertido para jugar con amigos.

Con ustedes… Los autores tuvieron en esta edición mucho protagonismo. Estuvieron los tres en primera fila, se entusiasmaron, participaron y recibieron los posters de los cortos basados en sus historias. Siempre preguntamos algo que no da mucha curiosidad: cómo es ceder una historia, animarse a que sea intervenida, transformada, trabajada “transmedia”. Para Pablo, “que puedan aparecer espacios de apropiación impensados de los textos es formidable”. Natalia piensa que la experiencia del chatbot es interesante, porque “hay creación literaria cuando le das vida a un personaje”. Rosario, que trabaja también en el terreno educativo, hizo hincapié en Narrativas Lab como experiencia pedagógica, por la posibilidad de verdadero aprendizaje en equipo. 

Estuvieron los tres autores en primera fila, se entusiasmaron, participaron y recibieron los posters de los cortos basados en sus historias.

Los aniversarios son importantes, nos paran frente a la experiencia vivida y nos encaran a los desafíos. Los diez años de Narrativas Lab se trabajaron tanto como se festejaron. Se siguen festejando, y mañana…. a empezar de nuevo.

Top