You are here
Home > 2017

DANIEL BASILIO: “A veces siento que la ciudad es como una expresión más grande de como funciona el cerebro o el pensamiento”

Daniel es rosarino, licenciado en Comunicación Social por la Universidad nacional de Rosario. A su vez es escritor, guionista y director audiovisual. Entre sus cuentos se destaca “La noche se presta para pegarle a un viejo”, en el que enfocamos esta entrevista.

 

LN- Respecto a la literatura, ¿cuándo comenzó ese amor, ese gusto?

 

DB- Desde bien chiquito. Mi vieja cuando era chico me leía bastante, creo que los primeros cuentos eran de Sherlock Holmes, de (Arthur) Conan Doyle, y los de (Edgar Allan) Poe. Y mi viejo me regaló mis primeras historietas de Batman y de Mafalda. Después, ya me metí más en el mundo del cómic, sobre todo en el europeo

 

LN- Así que siempre estuviste relacionado con la literatura

 

DB- Sin duda, escribí de chiquito, hacía historietas y las dibujaba también. Después empecé a escribir cuentos. Estuve en revistas literarias de acá de Rosario, “En Voz Alta”, “Diversidad”, entre otras. Ahora estoy publicando en  “Femme Fetal”, una revista feminista que pone en discusión cuestiones de género; además, justo ahora estoy escribiendo un libro de relatos -medio de ciencia ficción, de terror y en una clave humorística- indagando sobre diferencias de géneros sexuales.

 

LN-  Si tuvieras que elegir tu género favorito, ¿cuál sería?

 

DB- ¡Qué difícil! Creo que no tengo. Tengo debilidad por el terror y la ciencia ficción, pero el costumbrismo también me gusta. Ahora que se estrenó “IT”, quiero reivindicar a Stephen King como cuentista; me parece una gran novela, es una de mis favoritas de la infancia, tiene 1500 páginas que pasan por todos los géneros.

 

LN- Y sobre “La noche se presta para pegarle a un viejo”, ¿cuál es tu visión del libro?

 

DB-  Es un libro que me genera un poco de contradicción, porque lo escribí cuando tenía 21 años y ahora tengo 31, o sea hace 10 años, y recién salió hace dos. Los tiempos de la publicación y en la literatura son bastante grandes, y ahora me siento otro escritor distinto. “La noche se presta…” está bueno porque tiene un título que pega, está bien pensado estratégicamente desde ahí, llama mucho la atención. Ese relato en particular dentro del libro es una buena entrada al tema de algunas obsesiones y cuestiones que se dan  en la sociedad, que a mí me interesaba trabajar en ese momento y todavía me interesa trabajar, solo que ahora lo hago de otra manera.

LN- ¿En qué género ubicarías este cuento?

DB- No se que género es, por momentos de ciencia ficción, por otros de terror, ese es más de humor negro influenciado también un poco por el cine. Trabajo mucho lo que es visual en la literatura, puede ser que haya momentos más propiamente literarios, otros más visuales, y musicales. Pero bueno, que el libro hable por sí solo.

LN- ¿Alguno de los cuentos que escribiste está inspirado en algo que te haya pasado? ¿O hay algún personaje con el que te sientas identificado?

DB- Sí, por supuesto. Algunos se asemejan más a hechos reales. Me parece que la escritura es muy catártica y en ese sentido siempre estoy hablando de temas que me interesan, de cosas que me pasan, a veces como más realista y a veces con cierto nivel más alegórico que me interesa laburar. Generalmente me ha servido bastante para destrabar problemas personales. Así que sí, tiene que ver con mi vida, y por supuesto soy un obsesivo como Santino.

LN- Y de tus cuentos, ¿cuál creés que fue la puerta para poder liberar más cosas que tenías adentro, o el más personal si se puede decir? ¿Tenés alguno que vos digas “en este dejé todo”?

DB- Lo más personal es la novela que escribí este verano, que probablemente salga publicada el año que viene. Se llama “Recortes de la memoria del cielo”, es una novela que no tiene mucho humor, es más dramática y de ciencia ficción. Muy fuerte, digamos. Además tengo un cuento que se llama “El mimo”, del que estoy tratando de hacer una adaptación a cortometraje. A veces siento que la ciudad es como una expresión más grande de como funciona el cerebro o el pensamiento humano, cómo habitamos los espacios; y este mimo pone en evidencia toda la libertad que cree tener el personaje protagonista.

LN- Pensando en los cuentos, las historias y los personajes que conocés ¿a cuál de todos esos personajes te asemejás?

DB- Me gusta Batman, porque un superhéroe necesita una máscara para ser quien realmente es, y porque tiene una relación con la noche que se asemeja con la mía: en la noche me siento yo, todos los mecanismos que durante el día no operan de noche lo hacen, y eso me da cierta tranquilidad. Hay una idea interesante que dice que Batman siempre está solo, pero no es así, porque él está solo cuando quiere estarlo. En realidad está lleno de superhéroes que están a su alrededor ayudándolo; se vincula a partir de esa disconformidad primaria que tiene frente a la sociedad, no estereotipadamente.

LN- ¿Y cuáles son los villanos de tu historia?

DB- No voy a dar nombres, pero me molestan bastante las personas que ocupan un lugar porque sí, me molestan las cosas que son impostadas. Pasa seguido en el arte, muchos creemos que es un mundo libre, que la gente va a expresarse o lo que sea, pero hay gente que va a vestirse, osea ¿quiénes son los villanos? Son los caretas. Pero ojo, no los caretas por cómo se visten sino porque te están diciendo algo que no son.


Por La Nada.
La Nada

Basado en “La noche se presta para pegarle a un viejo” de Daniel Basilio.
Prensa proyecto Narrativas Lab UAI.
No somos, para nada, gente seria😎

Top